Salir con las ideas de casada

Cómo salir con una mujer mayor. Si sales con una mujer mayor, te espera una gran cantidad de emoción, aventuras y experiencias divertidas. En caso de que sientas nervios en cuanto a la forma de abordarlo, tan solo debes recordar que lo más... Cómo seducir a una mujer mayor. Si bien salir con mujeres de cualquier edad puede ser divertido, las mujeres un poco más maduras tienen algo especial. Suelen tener más confianza en cuanto a saber lo que quieren, y esto puede crear una... Algunos hombres pueden saber más que otros, pero, de cualquier manera, el deseo de aprender continuamente más sobre las mujeres, las citas y el arte de las buenas relaciones entre pareja.. Este artículo trata sobre cómo seducir y salir con una mujer casada. Sí, amigos, lo han leído correctamente: cómo salir con una mujer casada. 365 días juntos, 365 razones para amarse, entenderse y superar las pruebas que llegan con la convivencia y que los harán más fuertes en este camino. De la mano de esta fecha tan importante que está por llegar, les dejamos 15 ideas para celebrar. Estas son las 23 cosas que tu debes saber: 1. La realidad es que él esta casado con otra. Tratar de conquistar a un hombre casado puede convertirse en una trampa mortal, él tiene una casa, un plan de vida con otra y eso no lo puedes cambiar, aunque quieras atraer a un hombre casado, tú siempre serás la otra y no la única. ¿Cómo sabes si lo mismo que te dice a ti, se lo dice a otras? Quiero salir con una mujer casada. Todos los hombres heterosexuales en esta tierra están interesados y quieren saber más sobre las mujeres. Algunos hombres pueden saber más que otros, pero de cualquier manera, el deseo de aprender continuamente más sobre las mujeres, las citas y el arte del buen sexo es universal. Cuando estás soltera, estás más abierta a conocer gente nueva y, por ende, también puedes salir con más chicos y darte el chance de elegir. Ventajas de estar casada. 1. Tienes alguien que te ayude. Cuando estás casada o vives con tu pareja y se ayudan, las tareas de la casa son menos complicadas porque las realizan entre los dos. La novia de Brad Pitt está casada con un hombre de 68 años y tiene un hijo, pero mantiene una relación abierta ... Pitt pueda salir con la modelo de 27 años. ... los últimos resultados de las ... Ver una película en casa pasa a ser parte de una rutina que tienen que romper de vez en cuando. Para variar, vayan al cine a ver una película que les guste a ambos. Es un momento perfecto para recargar pilas y cambiar de aires. También toma en cuenta actividades que ambos disfruten las actividades para salir en citas con tu esposo. El debate está servido y los ataques contra su profesionalidad recaen en la persona con la que está casada. Un hecho que solo sucede con los miembros de VOX que al parecer son los únicos que ...

Madre

2020.09.23 16:21 Dantam93 Madre

*TAC*TAC*TAC*TAC*, con movimiento preciso de sus dedos, una esbelta figura negra se dibujaba como por arte de magia en el papel. *TAC*TAC*TAC* sus dedos eran ágiles, se movían por el teclado a una velocidad alarmante, siempre llegando a su objetivo con una precisión fría.
"Señor Bustamante, me podría repetir eso último, ¿por favor?"
"Claro, claro." Bustamante se arregla su corbata, dando un poco de aire a su tráquea, que es aplastada por una corbata barata comprada únicamente para aparentar. "El registro de los últimos clientes ha sido todo un éxito, punto, siguiente párrafo. Espero poder reunirnos pronto, coma, y así solucionar los problemas asociados con la plantación, punto final."
"¿Le releo la carta señor?"
"No María, gracias, tengo un poco de afán."
"Como usted desee. Iré a la oficina de correos lo más pronto posible. ¿Necesita alguna otra cosa?"
"Gracias, gracias nos veremos después"
"Hasta mañana señor Bustamante"
María arrancó la hoja de la máquina de escribir, la guardó en un sobre marcado con el nombre de Bustamante y la selló con cera dorada.
Tomó entre sus cosas una chaqueta larga y café un poco grande para su delgado cuerpo, pero le gustaba el espacio. Además, así nadie notaba cuando se robaba algún par de panes o golosinas que Bustamante tenía para la visita.
Salió a la calle y se encaminó a la oficina de correo. Con la mirada siempre adelante, María caminaba determinada. Esta tarde había salido algo más temprano de lo usual, podría llegar a su casa a leer un poco y hacer una comida especial. Después de todo, era su cumpleaños. Mientras sus tacones chocaban con las piedras irregulares del empedrado del centro de la ciudad, pensaba que hubiera podido coger un bus o un taxi, pero el día era soleado y quería disfrutarlo. Por el camino pudo ver muchas personas. Le gustaba mirar a la gente, sus facciones, sus caras, se imaginaba su día, su profesión y la vida que llevaban. Los fines de semana se dedicaba a esta actividad con su hermana. Sonrió, su hermana, no era el más brillante de todos los focos, pero sabía divertirse con ella. Antes podía salir al parque con su hermana casi a diario pero, desde que su madre se enfermó, no había tenido tiempo alguno. Su vida era trabajar y luego llegar a la casa a cuidar de ella. Hacía unos dos años que le habían hecho el diagnóstico: cáncer de seno.
Había sido un arduo proceso, con aproximadamente mil quinientas citas médicas. Todo había comenzado cuando su madre había sentido un pequeño bulto en su seno izquierdo. Al comienzo lo ignoró, sin embargo, con el tiempo su seno había cambiado y se había vuelto como el cuero, o como una naranja. Cuando pudieron conseguir que la viera un médico, ya era un poco tarde, además su madre no quería que le hicieran mucho más. Desde hacía unos años hablaba de encontrarse nuevamente su marido, que había muerto 10 años atrás. Por esta razón decidió irse del consultorio donde la estaban atendiendo, dejando a María pidiendo perdón, roja de la pena y la ira. Desde entonces todo había cambiado: su mamá se había enfermado, cada vez era más delgada y casi no se podía parar de la cama, lo que hacía que se le formarán costras en la espalda. Sin embargo, María tenía amigas que habían sido enfermeras y le habían dado consejos para manejar esta situación. María debía llegar en las tardes después del trabajo, parar a su mama de la cama, darle un baño con agua tibia y mover cada uno de los miembros de su cuerpo.
Esta era la rutina que tenía a María al borde de las lágrimas en las noches, pues se había convertido en madre de dos. Su hermana Cleo era otro trabajo, pues, aunque no era tan dependiente de ella como su madre, tenía algunas cosas difíciles de manejar. Por ejemplo, no sabía distinguir entre su zapato izquierdo o derecho, por lo que todas las mañanas era tarea de María ponerle los zapatos al derecho.
Llegó a la oficina de correo, saludó al encargado de envíos y entregó la carta de Bustamante. Salió nuevamente. No era pico todavía y podría coger un taxi para llegar cómodamente a su casa.
"TAXI" gritó por la calle hasta que el vehículo amarillo paró al frente de ella.
"¿A dónde?" le preguntó el conductor, parecía de 40 o 50 años, con un bigote negro y grueso sobre el labio.
"La carrera octava con veintiuna por favor"
"Claro"
Al subir al taxi sintió una ola de acidez en sus fosas nasales, pensó que todos los pelos de su nariz se habían quemado e inclusive llegó a pensar que su nariz se había perforado. "¿Podría bajar las ventanas? ¡Huele a muerto en este taxi!"
"Sí, lo siento señorita" el conductor bajó todas las ventanas, parecía un poco apenado, María se preguntó si acaso dormía en el taxi, pues vio un cambio de prendas en el puesto de copiloto. De cualquier forma, apestaba por lo que María sacó su larga nariz por fuera de la ventana, intentando huir del desagradable hedor. Fueron 20 minutos de viaje en los que María pensó que se iba a desmayar unas 30 veces. El conductor intentó charlar con ella, pero no podía alejar su nariz del aire fresco, o juraba que iba a morir en ese infernal vehículo de 4 ruedas. Por fin, vislumbró el parque al frente de su casa, pagó rápidamente y se bajó corriendo.
Abrió la puerta de la casa. "¡Hola! ¡Ya estoy en casa!" grito. En el cuarto de arriba se oyeron los pasos de Cleo, pesados, ansiosos, rápidos, como un niño gordo que bajaba a saludar a sus padres, pensando que estos traían dulces para él. "¡Cleotilde, necesito tu ayuda!" Entró a la cocina y buscó el dinero que guardaba en el tarro del arroz.
"Mari, Mari, mamá no está bien" Cleo hablaba asustada.
"¿Qué pasó ahora?"
"No sé, le duele la teta"
"Seno, Cleotilde, ¿qué te he dicho de esas groserías?"
"Perdón Mari, es que le duele mucho, tengo susto"
"¿Es el mismo seno que siempre le duele?"
"Si, pero esta vez es peor"
"Tranquila Cleo, ya subo y la reviso". Como siempre, su placer tendría que esperar, después pediría a Cleo que fuera a la tienda por un ponqué, para que celebraran sus 60 años, ahora tenía que revisar que su madre no estuviera muriendo o peor aún que tuviera que llevarla al hospital.
Subió por las escaleras de madera, que cedían un poco a cada paso que daba. Algunas crujían y otras parecían que se iban a zafar, pero María conocía su casa muy bien y sabía que esto no iba a pasar. Caminó por el corredor del segundo piso hasta la primera puerta. Tocó dos veces con los nudillos y abrió.
"Madre, Cleo me ha dicho que te duele el seno."
"Mija, acércate, quiero decirte algo" María cerró la puerta y se acercó lentamente a su madre. El cuarto en el que estaban era grande, con una cama para dos personas de un buen tamaño en donde, en el medio, reposaba su madre, una pequeña figura encorvada con el pelo plateado y una arruga por cada segundo que había vivido. Su madre debía que tener unos 80 años, nunca había estudiado y había quedado embarazada recién casada. Sin embargo, había tenido una vida feliz. Su esposo, el padre de María había sido el dueño de una pequeña tienda de zapatos y nunca faltó comida en la mesa. María estaba cerca a su madre y de repente sintió una bofetada en la cara. Tuvo que retroceder dos pasos. Su madre apestaba, no era posible, ella misma la había bañado la noche anterior.
"¿Madre qué hiciste? Apestas"
"Mija, creo que ahora si me muero"
"No digas estupideces"
"Se me abrió la teta. Mira" se quitó el camisón que tenía puesto. María ahogó un grito. En donde estaba el seno izquierdo de su madre ahora había un líquido verde claro, espeso, con algunos puntos negros, o rojos, no estaba segura.
"¿Qué te hiciste?"
"María me rascaba y de repente me exploté la teta. Me duele, me duele mucho"
"Espérate, voy a traer algo para limpiarte." Abrió el closet que se encontraba detrás de ella. Sus amigas, las enfermeras, le habían recomendado comprar gasas y guantes, por si acaso tenía que limpiar las heridas de la espalda. Sacó un paquete y se puso los guantes. Cogió una de las gasas y comenzó a limpiar a su mamá. El olor era insoportable, había tenido que retirarse al menos 3 veces mientras limpiaba, solo para poder aguantar un poco. Su madre gritaba, intentaba quitarla con la mano, pero no tenía suficientes fuerzas. Al final logró limpiarlo todo, solo era un pequeño hueco en el costado del seno. Decidió taparlo con algunas de las gasas limpias, lo aseguró con esparadrapo y se quitó los guantes, satisfecha con su trabajo. No había más pus a la vista.
"¿Quieres algo para el dolor?
"Por favor mija, me duele mucho" del mismo closet sacó unas gotas que le habían dado las enfermeras, morfina, esto la calmaría, pero debía tener cuidado de no darle mucho o podría morir ahogada.
"Abre la boca mamá" su madre obediente abrió de par en par los labios, sacó la lengua y esperó por el alivio del frío líquido. María le dio 5 gotas. Guardó el frasco en el clóset y se sentó al lado de su madre. "Ahora si me va a tocar bañarte toda mamá, no te puede dar pena con tus senos, mira lo que pasa por tus bobadas". Su madre parecía atontada, no sabía si era por el dolor o si era por la morfina, pero ahora no le respondería.
Bajó al primer piso, le dio las instrucciones a su hermana para comprar un ponqué de zanahoria, su favorito, y unas velas para celebrar su cumpleaños. Cleo la abrazó y salió corriendo. Mientras tanto María se bañaría. Subió a su cuarto y cerró la puerta. Entró al baño, prendió la ducha, se quitó su ropa y entró. El agua estaba caliente, deliciosa, lo necesitaba después de este día. Cogió su jabón con olor a rosas y se limpió. El olor era delicioso… ¿Lo era? María olió sus manos y solo pudo oler el líquido verde. Nuevamente cogió el jabón y volvió a lavarse de pies a cabeza. Volvió a oler sus manos esperando oler a rosas, pero solo olía a su madre. Una tercera vez cogió el jabón y esta vez se lavó hasta quedar roja. Volvió a oler sus manos. Rosas, por fin. Se tranquilizó. Se lavó el pelo y terminó su baño. Oyó que en el piso de abajo su hermana estaba preparando el ponqué con las velas. María estaba emocionada, hacía un tiempo nadie hacía nada para ella. Se arregló y bajo.
“¡Mari! No tenían ponqué de zanahoria, pero compre de naranja con arequipe. Espero te guste mucho. Eres la mejor hermana mayor de todas. Te quiero.”
“Cleo no te preocupes, la naranja también me gusta. Yo te quiero a ti hermanita” la verdad era que María odiaba la naranja y el arequipe, pero no podía culpar a su hermana. Cleo tenía 20 años menos que ella, sus padres habían tenido un “feliz accidente”. Desde pequeña sabía que Cleo era diferente al resto. Tuvieron que sacarla del colegio porque los profesores decían que era retrasada, pero era la mejor hermana que hubiera podido pedir, siempre alegre, siempre dispuesta a darle un abrazo. Sopló las velas del ponqué y se sirvió un pedazo pequeño, Cleo casi se come la mitad del ponqué, pero María le dio un pedazo un poco más moderado. Después de comer era hora de revisar a mamá. María entró en el cuarto.
“Mamá hay ponqué si quieres. Es mi cumpleaños, no se si te acuerdas” no hubo respuesta. “¿Mamá?” se acercó a la cama de su madre. Por un momento pensó que se había pasado con la morfina, pero el movimiento del pecho de su madre la calmó, aún respiraba. Se acercó un poco más. Nuevamente le tocó retroceder, el hedor de su madre no había mejorado, sintió como penetraba cada uno de los poros de su cuerpo. El olor se mezcló con el sabor del arequipe en su boca, María buscó una caneca para vomitar. Decidió revisar el vendaje improvisado que había hecho, el cual estaba mojado por el líquido verde. Por el momento lo dejaría así y en la mañana llevaría a su madre al hospital. Llamaría a Bustamante y le pediría el permiso.
Salió del cuarto de su madre y llamó a Cleo para dormir. Se despidió con un beso en la frente y se encerró en su cuarto. Se sentía sucia nuevamente, por lo que se metió en la ducha. Sacó un nuevo jabón, este con olor a naranja. Se restregó fuertemente el cuerpo completo, esta vez no olería a su madre. Se olió las manos. Mamá. No era posible. Volvió a lavarse una y otra vez, pero no lograba quitarse el olor de encima, siempre que volvía a llevarse las manos a la cara, olía a su madre. La imagen del seno lleno de pus entraba y salía de su cabeza. Se lavó con fuerza, seguía oliendo. Pensó que tal vez era su madre que estaba apestando toda la casa, después de llevarla al hospital todo mejoraría.
Se acostó. Entre más rápido durmiera, más rápido llegaría al hospital. Cerró los ojos e intentó dormir. Pero el olor penetraba su todo su cuerpo, sentía la suciedad, sentía como si el líquido verde estuviera encima de ella. Abrió los ojos, y no había nada. Se puso dos pedazos de papel en la nariz, pero el olor estaba adentro de ella. No había escapatoria. Abrió las ventanas de su cuarto y prendió las velas de su mesa de noche. Seguía ahí. Pasaron horas y María no había podido conciliar el sueño, cada vez que cerraba los ojos sentía como si de su cuerpo saliera pus y la arropara. Se metió a bañar dos, tres, cuatro veces más, sin éxito alguno. Ya era suficiente. Iba a limpiar a su madre.
Entró en la habitación y prendió la luz. Su madre seguía durmiendo. Quitó las vendas del seno, intentando no despertarla. Estaban húmedas y las botó de inmediato a la basura. Un hilo de líquido verdoso salía del seno de su madre. Cogió un nuevo paquete de gasas y lo tapó. Rápidamente, la gasa se humedeció, por lo que tuvo que poner una nueva, una y otra vez, hasta que se acabaron las gasas del nuevo paquete. Desesperada sacó más gasas, sin embargo, se acabaron otros dos paquetes. No sabía qué hacer, no aguantaba más ese hedor, penetrando su nariz, entrando por su boca, lo saboreaba cada vez que respiraba. Su madre dormía profundamente, parecía que estaba respirando más lento de lo usual, pero María no le puso mucha atención. Toda su atención estaba enfocada en el olor. En un momento de rabia decidió apretar el seno de su madre, lo que hizo que saliera más pus, María maldijo entre dientes, lo limpió nuevamente y para su sorpresa se dio cuenta que ahora salía menos líquido que antes. Volvió a presionar, esta vez con más fuerza el seno de su madre. Una explosión verdosa salió disparada de su madre. María sentía como si hubiera ganado. Lo limpió, pensando que sería la última vez, pero cuando terminó, se dio cuenta que había un resto que seguía saliendo. Apretó con fuerza el seno de su madre una y otra vez, pero seguía saliendo pus. María estaba al borde de las lágrimas, no sabía qué más podría hacer, pero sabía que no podía seguir así.
Entonces tuvo una idea. Se acercó al closet y abrió uno de los cajones. Sus amigas le habían recomendado tener cuchillas, por si debía quitar las costras de la espalda de su madre. Cogió una cuchilla y la admiró, el frío metal brillaba con la luz del cuarto, sin una mancha, perfectamente conservado para los procedimientos médicos. Se acercó a su madre, que no había despertado y acercó su herramienta al seno, al lugar donde el pus la invadía. Sin titubear cortó el seno de su madre, primero un poco, y luego llena de felicidad hizo un trazo tan grande como su puño. Botó la cuchilla lejos y empezó a apretar el seno con fuerza, para sacar cada gota de pus, ya no la molestaría más.
“¿Mari qué haces?” Cleo se encontraba en pijama en la puerta del cuarto.
“¡Cleo! Vete a dormir, estoy ayudando a mamá”
“¿Mari no le ofreciste ponqué a mamá?”
“Si le ofrecí Cleo, pero ahora está dormida, vete a tu cuarto y duerme”
“¿Por qué estás encima de mamá?”
“La estoy ayudando, por favor ve a dormir”
“Déjame despedirme, no pude darle las buenas noches”
“Vete a dormir, mamá está muy cansada”
“Quiero despedirme Mari”
“Cleotilde vete a tu cuarto en este instante, no lo voy a repetir otra vez” Cleo se acercó a María desafiante. Cuando estuvo suficientemente cerca palideció.
“¿A qué huele? ¿Qué es eso rojo en la cama de mamá?”
“¡Vete a dormir!”
“¿Mari que le hiciste a mamá?”
“La estoy ayudando” María se paró de la cama e intentó alejar a Cleo de su madre, pero su hermana era mucho más grande que ella. Se lanzó encima de María intentando llegar a su madre.
“¿Mamá? ¿Estás bien?”
“¡CLEOTILDE VETE A DORMIR YA!”
“Mari quítate que quiero estar con mi mamá” Cleo lanzó a María a un lado, como una muñeca de trapo. Cleo cogió a su mamá, gritando para que reaccionara, pero esta seguía en un sueño profundo. María estaba asustada, no sabía que Cleo la podía tratar así. Mas aún, no sabía que Cleo olía a pus, ahora que estaba cubierta de él. María vio como Cleo comenzaba a supurar por los oídos, la nariz y la boca. No podía ser cierto, parpadeo y seguía viéndolo. Solo había una solución.
“Cleo, tengo que ayudarte a ti también” con un rápido movimiento María cogió la cuchilla del piso, se trepó en la espalda de Cleo y comenzó a apuñalar a Cleo en la cara, en la espalda, en el pecho. Chorros de pus comenzaron a salir de Cleo, como una fuente de líquido verde que nunca acababa. Su hermana peleó por unos minutos, pero se cansó y dejó de pelear. Ahora ambas dormían, y por fin María podría limpiar el desastre que habían hecho.
“Cleo mira lo que hiciste, y ahora adivina a quién le va a tocar limpiar todo esto”.
Se había demorado toda la noche, pero su madre y su hermana estaban impecables. No había pus en ningún lugar de la casa y al fin podría descansar. María salió de su casa. En la entrada los vecinos y un grupo de policías habían salido a visitarla, al fin tendría invitados en su cumpleaños. Los policías decidieron llevarla de paseo en su carro. Mientras unos hombres con batas blancas subieron y llevaron a su mamá y su hermana en otro carro, este más grande y blanco. María estaba tranquila, al fin olía a rosas.
submitted by Dantam93 to HistoriasdeTerror [link] [comments]


2019.08.21 08:34 FeskovAgencySpain EX-CHILDFREE: POR QUÉ LAS PERSONAS QUE NO QUERÍAN TENER HIJOS CAMBIAN SUS CREENCIAS

El término "childfree" (sin hijos por elección) apareció en los Estados Unidos en oposición al término "sin hijos". Se utiliza para aquellos que conscientemente no quieren tener hijos. Los partidarios del movimiento libre de hijos dicen que no sienten la necesidad de ser padres y no quieren renunciar a los beneficios de la falta de hijos. La ausencia de niños permite una mayor libertad personal, le permite centrarse en su carrera, viajar, cuidarse y cuidar su desarrollo.
No hay estadísticas exactas sobre el número de personas sin hijos por elección en el planeta. La información más completa sobre este fenómeno se encuentra en los EE. UU., donde se originó el movimiento childfree y es más activo. Hoy en día, en los Estados Unidos, hasta el 25% de las mujeres dicen que no quieren tener hijos y su número está en constante crecimiento según el Centro Nacional de Estadísticas de Salud de los EE. UU. en los últimos años.
Celebridades como Jennifer Aniston, Cameron Diaz, Kim Catroll se encuentran entre las famosas personas sin hijos por elección.

¿Por qué la gente se vuelve libre de hijos?

Esta pregunta es bastante difícil de responder, porque cada uno tiene sus propias razones para abandonar la idea de tener hijos. De acuerdo con los simpatizantes del movimiento childfree, la razón de esto es el temor de que la maternidad o la paternidad los llevará fuera de su zona de confort, su situación financiera desfavorable, su falta de voluntad para renunciar a una carrera exitosa.
Muchas mujeres también tienen miedo del embarazo y el parto, creen que se volverán menos atractivas y que tener un bebé afectará negativamente su relación con un hombre.
Sin embargo, muy a menudo todos estos argumentos se desvanecen con el paso de los años y, a partir de los 40 años, las personas sin hijos por elección entienden que quieren ser padres.

Ex-childfree y parto

Las historias sobre cómo las personas libres de hijos convencidas se convierten en padres no son infrecuentes. A la edad de 40 años, la mayoría de las veces, una mujer y un hombre ya han participado en un plan de carrera, los problemas financieros se han estabilizado, ya tienen su propia vivienda, han habido suficientes viajes, aventuras y conciencia de sí mismos. Y el nacimiento de un hijo para una pareja que previamente profesó los principios de ser libres de hijos se convierte en una necesidad.
Como regla general, las personas ex-childfree son buenas mamás y papás. Disfrutan realizando sus nuevos roles familiares, saben cómo encontrar un lenguaje común con los niños y, a menudo, se ríen de sus creencias anteriores.
Sin embargo, cuando las parejas mayores de 40 años toman la decisión de tener un bebé, a menudo surgen problemas en el camino de la ejecución de sus nuevos planes: resulta que ya no pueden quedar embarazadas y dar a luz a un bebé.
El diagnóstico de "infertilidad" después de 40 años es bastante común. A medida que las mujeres envejecen, la reserva ovárica de los ovarios disminuye, lo que conduce a problemas con la concepción. En el lado masculino, a menudo hay una disminución en el número de células de esperma y su movilidad en el esperma. También aparecen otros problemas de la edad, con el resultado de que los especialistas en fertilidad pasan un veredicto de "infertilidad".
Más recientemente, solo una forma de salir de esta situación sería la adopción de un niño. Pero no todos están listos para decidir sobre esto.
Sin embargo, la medicina reproductiva moderna ofrece otra oportunidad. El uso de óvulos de donantes y una madre sustituta ayudará a superar cualquier dificultad y hará posible el nacimiento de un niño.

La maternidad sustituta ayudará las personas con el diagnóstico de "infertilidad" a convertirse en padres

La maternidad sustituta es una tecnología reproductiva moderna que los ayudará a convertirse en padres, incluso si les han diagnosticado infertilidad. La madre sustituta que elijan en la clínica llevará y dará a luz a su bebé. Al mismo tiempo, estarán al tanto de todo lo que está sucediendo, podrán seguir el desarrollo de su bebé y, si lo desean, podrán asistir al parto.
En el Grupo de Reproducción Humana de Feskov hay una base extensa de madres sustitutas, de las cuales pueden elegir una madre sustituta para su bebé. La clínica realiza una selección muy estricta: las mujeres con buena salud y una mente sana se convierten en madres sustitutas. Están listas para ayudarlos a convertirse en padres y están preparadas psicológicamente para su función. En el Grupo de Reproducción Humana de Feskov se le ofrecerá apoyo legal completo. Tan pronto como nazca el niño, se le entregará a ustedes y se completarán todos los documentos legales, en los que aparecerán como padres.
Si los óvulos y el esperma de su pareja se usan para producir el embrión, el niño será 100% genéticamente suyo. Pero incluso si el material genético de uno de su pareja resulta inutilizable, pueden usar óvulos o espermatozoides de donante, y luego el niño seguirá teniendo el 50% de sus genes.
El hecho de que la fertilización ocurra in vitro les dará la oportunidad de utilizar el servicio adicional. Antes de colocar el embrión en la cavidad uterina, se puede comprobar si hay enfermedades genéticas e incluso elegir el sexo del bebé.
Muchas parejas casadas que están pensando en el uso de la maternidad sustituta temen que la madre sustituta no quede embarazada o que el embarazo falle. Esto es realmente posible. Pero el Grupo de Reproducción Humana de Feskov ofrece paquetes que garantizan un resultado exitoso. Al pagar un paquete de este tipo, obtienen una gama de servicios, que incluye repetidos intentos de lograr un embarazo hasta obtener el resultado.
Todo esto significa solo una cosa: si fueron libres de niños, pero cambiaron de opinión y realmente quieren tener hijos, ¡pueden cumplir su sueño! Si no tienen miedo al cambio y resuelven resueltamente las dificultades que surgen en el camino, ¡el bebé con el que sueñan seguramente aparecerá en su familia!
https://maternidad-subrogada-centro.es/childfree-baby.html
📷
submitted by FeskovAgencySpain to u/FeskovAgencySpain [link] [comments]


2019.03.25 21:24 freshtower [Serio] Necesito ayuda con ejemplos de elementos de la cultura uruguaya.

Buenas, vengo a crowdsourcear unos deberes (no vendría a pedir ayuda si no estuviese desesperado jajaja). Creo que soy lo suficientemente activo y he aportado algo para venir a pedir ayuda jaja. Lo que más me cuesta es por ejemplo encajar lo típico: dulce de leche, mate, asado, el carnaval, etc. en estas definiciones. La más clara es la de costumbre, nada que ver a lo que uno asocia.
Necesito ejemplos de:
- Símbolos: "todo aquello que para los que comparten una cultura tiene un significado particular o específico". Ejemplos: un silbido, una luz roja o un puño levantado.
- Lenguaje ya tengo ejemplos e info.

- Valores y creencias: Valores: "enunciados específicos que las personas consideran ciertos". Creencias: "las creencias hacen referencia a asuntos más particulares, sobre los que se emite un juicio acerca de su verdad o falsedad." Ejemplos: Valores: individualismo, patriotismo, caridad, democracia, etc.

- Normas: "reglas y expectativas sociales a partir de las cuales una sociedad regula la conducta de sus miembros." Ejemplos: "En algunas sociedades las mujeres casadas no pueden salir solas a la calle", "se acostumbra a aplaudir ante la terminación de un concierto".

- Mores y costumbres: Mores:"son reglas que determinan lo que es una conducta moral. Costumbres: "reglas de conducta que siguen en la interacción rutinaria o cotidiana."
Muchas gracias desde ya.

Edit: me faltó cultura material y tecnológica, que pondría el sun (press F, recién me entero que se escribe con n) y si se les ocurre algo que sea más como una idea sería un gol. La definición es: "el conocimiento aplicado de que dispone una sociedad y que le sirve para sobrevivir".
submitted by freshtower to uruguay [link] [comments]


2018.06.08 20:47 master_x_2k Interludio Purity

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

______________________Interludio Purity______________________

Kayden estaba agachada junto a la cuna, con los brazos cruzados sobre el borde, mirando cómo el pecho de su bebé subía y bajaba. Ella se sentía en paz. Aster era perfecta, impecable, no estaba contaminada por el caos y los males del mundo más allá del departamento y la guardería. Incluso cuando estaba despierta, no era demasiado exigente, rápidamente pasando de alaridos a gemidos tranquilos cuando escuchaba garantías de que la comida, la compañía o un cambio de pañal estaban en camino. No es que ella entendiera, por supuesto, pero confiaba en que su madre la cuidaría. Kayden no podría haber pedido más. Literalmente, no había nada que Aster pudiera hacer, tener o ser que la hiciera mejor de lo que era.
De una manera extraña, Kayden suponía, se refugió en Aster. Encontró un ancla en compañía de su hija, en medio de un mundo en el que tenía pocas esperanzas.
Tomó fuerza de voluntad obligarse a sí misma a alejarse, a alejarse silenciosamente de la guardería y entrecerrar la puerta detrás de ella. Cuando vio a Theo, regordete de quince años, sentado frente a la televisión, se sintió momentáneamente desorientada.
Entonces sintió una punzada de culpa. Se había olvidado del chico, en medio del cuidado de Aster y sus preparativos para la noche.
“Theo, lo siento”, dijo ella. El muchacho había quedado cautivado por los votos finales de un programa de reality show, pero no pensó ni un segundo en silenciar la televisión y prestar toda su atención a Kayden. “He estado tan ocupada, no te he alimentado.”
“Está bien”, respondió Theo, rompiendo el contacto visual. No era así.
“Mira, voy a salir-”
“¿En disfraz?”
“Sí”, respondió Kayden. Trató de leer la expresión en la cara del niño, pero Theo era un muro de piedra. Tenía que serlo, realmente, en donde había crecido.
Resistiendo el impulso de comentar o presionar al chico para que ofreciera algún comentario, crítica o apoyo, Kayden continuó, “Te dejo aquí treinta dólares en la mesa de la cocina. Si deseas usarlo para ordenar delivery, por favor siéntete libre. De lo contrario, saquea mi alacena, mi nevera o usa el dinero para ir a la tienda en el vestíbulo, ¿de acuerdo? Si decides alquilar una película, déjala aquí para que la lleve de vuelta.[1]Es posible que quiera verla.” Kayden sonrió, tratando de fomentar la misma expresión en él.
“Está bien”, dijo Theo, con el rostro inexpresivo. “¿Cuándo vas a estar de vuelta?”
A tiempo para llevarte de vuelta a casa de tu padre, Kayden estuvo a punto de decir. Entonces ella tuvo una idea, “Podría puede que llegue tarde. ¿Estaría bien si pasas la noche? Tendrías que revisar a Aster cada pocas horas. Mantener un oído abierto en caso de que ella llore. Te pagaría la noche completa de niñero.”
Los tiempos en que Theo dejaba que un atisbo de emoción se mostrara eran pocos y distantes. Una sonrisa, genuina, tocó la cara de Theo, y casi rompe el corazón de Kayden en el proceso.
“Me encantaría”, respondió Theo, diciéndolo con honestidad.
“Entonces está arreglado. Lamento interrumpir tu programa”, dijo.
“Está bien”, dijo Theo, solo un toque demasiado rápido. Al parecer no estaba bien, pero nunca lo admitiría. Nunca podría admitirlo. Kayden sintió un destello de odio por el hombre que había erosionado cada gramo de personalidad y asertividad de su hijo. Ella daría la mano derecha por un comentario sarcástico, que girara los ojos o que la ignorara en favor de un programa de televisión.
Tenía que consolarse a sí misma de que al menos le estaba dando a Theo un respiro de una noche de ese hombre. No era suficiente, por supuesto, pero había tan poco que podía hacer. Todo lo que ella podía ofrecer eran pequeñas amabilidades, pequeños gestos de amor y afecto, y la esperanza de que ayudaran. Con eso en mente, Kayden se tomó el tiempo para sacar algunas sábanas y colocar el otro sofá para que Theo se sintiera cómodo cuando terminara de ver la televisión.
Cuando terminó, revisó dos veces el televisor para ver que no estaba interrumpiendo nada, y le dijo a Theo: “Deséame suerte.”
“Buena suerte”, respondió el chico, en un tono que era puro artificio. Las palabras falsas afectaron a Kayden más que si Theo no hubiera dicho nada en absoluto. Esta noche no era la noche para enfrentar ese problema. Ella salió del apartamento, cerrando la puerta detrás de ella. Subió las escaleras hasta el techo y se quitó la bata de baño. La prenda entró en el espacio entre dos jardineras, donde nadie la encontraría a menos que la estuvieran buscando.
Luego dio un paso más allá del borde del techo.
El viento le rasgaba el pelo y soplaba frío contra su cara. Mientras ella se tambaleaba cabeza abajo, viendo solo los destellos de las farolas y los autos debajo de ella, ella esperó. Su edificio de apartamentos tenía quince pisos de altura, lo que le daba menos tiempo del que cabría esperar. Todo lo que tomaría sería un segundo de duda, un error, una momentánea vacilación, y ella golpearía con el suelo.
Aster. Era apropiado que ella pensara en su hija. Ella siempre lo hacía, en estos días, cada vez que saltaba. Se había convertido en un ritual, como si no pudiera ir a limpiar la ciudad si no se recordaba a sí misma por qué lo estaba haciendo.
La energía inundó su cuerpo. Todo el cielo se iluminó con un brillante y cegador destello de luz. Para cuando las manchas desaparecieron de los ojos de la gente en la calle, ella ya se había ido, precipitándose sobre el centro de Brockton Bay, un rastro de luz blanca detrás de ella.
Kayden no usaba una máscara, pero no era necesario. Con sus poderes activos, su cabello castaño y sus ojos se volvían de un blanco radiante, emanando una luz tan brillante que era imposible mirarla directamente. La tela de su traje de alabastro también irradiaba un suave resplandor que se ondulaba como la luz sobre la superficie del agua.
Su rutina habitual era patrullar durante una hora o dos, tener una idea de las cosas, y luego tomar medidas donde ella creía que era más apropiado. Esta noche, sin embargo, estaba frustrada, y ni siquiera había empezado.
Hace un año, había convertido el ABB en un objetivo prioritario. De tres a cinco veces a la semana, ella había llevado a cabo ataques quirúrgicos contra las operaciones de bajo nivel de la banda, interrumpiendo envíos, golpeando a traficantes y matones, atacando sus lugares de negocios y todo el tiempo ella había estado recopilando información. Esa información había dado sus frutos de vez en cuando; se había enfrentado directamente con Lung en no menos de cuatro ocasiones, había encontrado a Oni Lee en dos. En todos menos en uno de esos encuentros, ella los había forzado exitosamente a retirarse, a abandonar lo que sea que estuvieran haciendo en ese momento. Esos eran los buenos días.
Hubo días malos también. La mayoría de las veces, ella hacia énfasis en maltratar a los miembros del nivel más bajo de la pandilla cuando los había derribado, lo suficiente como para hacer que reconsideraran su elección de carrera. Hacer que consideren ir a otra ciudad. En un momento dado, Lung le tendió una trampa y logró devolverle el favor. Le había tomado dos meses recuperarse de todas sus heridas. Otros días, que de alguna manera fueron peores, se encontró luchando por hacer una diferencia, llegando a la comprensión de que no había logrado cambiar las cosas.
Esta semana ha sido una larga serie de esos días malos. Cuando leyó en las noticias que Lung había sido detenido, ella había despejado su agenda. Kayden había tomado sus días de vacaciones y había llamado a Theo para hacer de niñero. Había sido la mejor oportunidad que tenía, pensó, de limpiar el ABB de una vez por todas. Sacar esa escoria de su ciudad, mientras ellos no tienen liderazgo.
Cinco de sus siete días de vacaciones habían pasado, y ella no había logrado nada. Menos que nada. Se estaban volviendo más fuertes.
Rompiendo su ruta de patrulla habitual, se dirigió directamente a la parte norte de la ciudad e investigó los Muelles. Estaba vacío de miembros de ABB, aparte de dos chicas coreanas que estaban tomando un descanso de prostituirse cerca del ferry, hablando con su anciano, gordo y matronal chulo. Kayden resistió el impulso de tomar medidas y huir, se resistió a interrogarlos por información. Ella había hecho eso anoche con un grupo de comerciantes, y logró poco o nada.
El ABB todavía estaba activo. Incluso con su jefe fuera, estaban más organizados de lo que habían estado bajo la influencia de Lung. Pero sus interrogatorios no pudieron obtener detalles sobre por qué. Incluso los brazos y las piernas rotas no habían lastimado o asustado a los matones lo suficiente como para que hablaran sobre lo que estaba pasando.
Esta era la situación, por lo general, en la que Kayden acudía a los informantes en busca de información, resucitaba viejas alianzas y obtenía ayuda para aplastar al ABB antes de que pudiesen recuperar el equilibrio. Ella había perseguido a viejos amigos, contactos y compañeros de equipo hace tres días, y se había sentido frustrada por la falta de respuesta, la falta de entusiasmo. Max, el padre de Theo, tenía la culpa de eso. Tal como ella había dejado a su equipo como una persona más rota de lo que había estado cuando se unió, otros pasaron por la misma experiencia. Con carisma y un gran sentido de la gente, Max había convencido a personas de todo el país para que se unieran a su equipo. Con la misma facilidad, él los había desarmado sin que se dieran cuenta de que lo estaba haciendo. Confianza rota, atormentados por las dudas, paranoicos con respecto a todos menos al hombre que había causado la paranoia en primer lugar, dividieron el equipo. No es que a Max le importara. Siempre había un nuevo suministro de reclutas con espíritu en los ojos listos para reemplazar a cualquiera que se rompiera.
Ahora la mayoría de la pandilla había desaparecido, posiblemente en un gran trabajo, y no tenía idea de dónde. Ella no tenía idea de dónde averiguarlo. Kayden apretó los dientes. Esto no estaba funcionando. Si iba a hacer algún progreso antes de que se acabaran sus vacaciones, tenía que actuar ahora. Hacer un trato con el diablo.
Ella regresó al centro. Era difícil navegar por las calles desde tan alto, incluso si eran caminos a los que ella viajaba a diario como su versión civil. Desde aquí, todos los edificios parecían iguales, con exteriores espejados y tejados de grava. Dos veces, dio vueltas alrededor de los pisos superiores de los edificios equivocados, buscando el logo en el costado del edificio que diferenciaba al edificio de Max de los demás.
La corona negra sobre un fondo rojo y amarillo. Se detuvo cuando lo vio, maldijo por lo bajo. Cuando ella se acercó, ella lo vio, todavía en su oficina. No era tan inusual, había trabajado hasta tarde todas las noches de su matrimonio. Tenía una laptop directamente frente a él, un sándwich en una envoltura de papel a su derecha, y una serie de papeles extendidos sobre el escritorio a su izquierda. Se giró para mirarla cuando ella se acercaba a la ventana, sonrió suavemente.
Maldito sea, era cinco años mayor que ella, con treinta y cinco años, y todavía era el hombre más atractivo que jamás había mirado a los ojos. Incluso las arrugas en las esquinas de sus ojos solo lo hacían más atractivo. Se había quitado la corbata y la chaqueta del traje, y las mangas de su camisa estaban enrolladas hasta la mitad de sus antebrazos, lo que la obligó a notar que todavía estaba entrenando.
Esperó, con las manos cruzadas sobre el estómago, la más leve expresión de diversión en su rostro. Ella sabía que él era capaz de abrir la ventana de su oficina. Estaba esperando que ella pidiera entrar. Era el tipo de pequeña demostración de poder que tanto le gustaba.
En otra noche, ella habría probado su voluntad contra la de él. En vano, por lo general, pero ella lo habría intentado. Probablemente hubiera terminado con ella yéndose volando, dejando en claro que podría prescindir de su ayuda. Esta noche, sin embargo, sintió la frustración de sus “vacaciones” infructuosas y se dispuso a extender la mano y golpear la ventana.
Antes de que pudiera golpear sus nudillos contra ella por segunda vez, hizo clic y se abrió hacia arriba. Ella navegó a su alrededor para abrirse paso. No pareció mover un músculo cuando abrió la ventana. Le gustaba pequeñas demostraciones como esa. Puso un pie en la alfombra de la oficina y dejó que la luz brillaba desde su interior se desvaneciera. Su cabello dejó de agitarse y retorcerse en respuesta a la energía que ondulaba a través de él, quedando flácido y volviéndose marrón. Sus ojos se oscurecieron a su color avellana oscuro. Podía escuchar un clic seguido por el más leve siseo cuando la ventana se cerró lentamente detrás de ella.
“Kayden. Ha pasado un tiempo”, logró saludarla y hacer que pareciera una crítica en el mismo aliento. Dio media vuelta para escribir en su computadora, y las luces de la oficina se ajustaron a un destello de halógeno. Cerró los ojos brevemente y se deleitó con el resplandor, sintiendo que su suministro interno de energía se recargaba.
“Max. Gracias por la luz.”
“¿Asumo que estás bien?”
“Estoy bien.”
“¿Y nuestra hija?”
“Aster está bien”, dijo, con la mayor calma posible, mientras su pulso latía en sus oídos. Ella sabía que realmente no le importaba. Él le estaba haciendo saber que no se había olvidado de Aster, recordándole que él, en cualquier día y en cualquier momento, podría tomar la custodia de su bebé. Él tenía el dinero, tenía los contactos. Ella sería incapaz de detenerlo. Ella recordó mencionar, “Theo la cuidará esta noche.”
“Lo sé. Llamó un poco antes para preguntar si podía pasar la noche. Le dije que estaba bien. Le hará bien pasar tiempo contigo y Aster. Algunas influencias femeninas en su vida.”
Kayden respondió con un brusco asentimiento. Para cualquier otra persona, esta conversación habría sonado perfectamente inocente. Como alguien que había trabajado junto a Max durante diez años y se había estado casada con él por uno, sabía que esto era todo negociación. Estaba dejando claro que le estaba haciendo un favor, y que esperaría una recompensa en algún momento, esta noche o dentro de una semana. Así era él, siempre jugando por el poder, por la ventaja, por el dominio. Todo el tiempo, él lo estaba haciendo de una manera que no podrías enfrentar. Si ella lo señalaba, él jugaría inocente y se vería como la loca, la que estaba equivocada. A veces incluso a sí misma.
“Entonces, ¿qué puedo hacer por ti?”, Se reclinó en su asiento.
“Los ABB carecen de liderazgo. O, al menos, carecen de liderazgo experimentado. Quiero derribarlos antes de que se reagrupen. Para hacer eso, quiero reunir a nuestro antiguo equipo.”
“Y admites que no puedes hacerlo sin mi ayuda.”
“Sí”, le dolió admitir.
“No estoy interesado”, dijo, dando vueltas en su silla para mirar la computadora. Hubo un clic, y la ventana detrás de Kayden comenzó a abrirse nuevamente. A medida que el aire soplaba desde el exterior, un mechón de cabello le atravesó la cara. Ella lo colocó detrás de su oreja.
“He hablado con los demás, pero nadie que haya trabajado para ti está dispuesto a ser el primero en unirse a mí. Algunos dicen que están preocupados de que te ofenderán. Otros simplemente están asustados, o ya se dieron por vencidos. Me preguntan por qué un grupo de sus rechazados lo haría mejor de lo que habían logrado como parte de su equipo. No estoy llegando a ningún lado, y el tiempo se acaba. Todo lo que tomaría sería una palabra de ti, y tendría un equipo de cuatro o cinco personas. Con eso, podría exponer y aplastar al ABB.”
Max se levantó y se sentó en el borde de su escritorio para mirar a Kayden, “No veo que valga la pena el esfuerzo. ¿Qué hay para mi ahí en esto?”
“Para empezar, la ABB se habría ido.”
“Se irán eventualmente. Soy paciente ¿Qué más?”
“No tengo nada más que ofrecerte, Max”, respondió ella. Eso era una mentira, lo sabía… pero lo más cercano que tenía a una moneda de cambio era algo que nunca abandonaría en un millón de años. Nunca Aster.”
“Te quiero a ti. En mi equipo otra vez.”
“No.”
“Serías mi segunda al mando. Hablaría con los antiguos miembros del equipo y les pediría que formaran un grupo aparte que trabajase bajo tus órdenes. Tendrías que verificar conmigo todo lo que haces, pero aparte de eso, serías completamente autónoma. Libre de usar a tu equipo como mejor te parezca.”
Aparte de eso, pensó ella. Como si fuera intrascendente, estar chequeando con él en cada movimiento que ella hiciera. “No estoy de acuerdo con la forma en que haces las cosas. No quiero asociarme contigo.”
Él rió, gutural, profundo, mientras ella permanecía allí en un silencio sepulcral.
“Kayden”, dijo, cuando se detuvo, “Ya estás asociada conmigo. La gente dice nuestros nombres al mismo tiempo, incluso cuando no hemos trabajado juntos en dos años. Cuando mi nombre aparece en los periódicos, el tuyo nunca se queda atrás.”
“Estoy trabajando para cambiar eso.”
“Y trabajarás en contra de esa impresión durante décadas, sin ningún efecto, te lo garantizo.”
Kayden se volvió y miró por la ventana, no queriendo mirar a Max con sus brillantes ojos azules por más tiempo.
Continuó, y ella supo que él estaba sonriendo con aire de suficiencia, incluso sin mirarlo, “Independientemente de nuestros diferentes métodos, siempre compartimos los mismos objetivos. El limpiar este sucio mundo nuestro.”
“Lo haces poniendo drogas en la calle, robando, extorsionando. No puedo estar de acuerdo con eso. Nunca lo hice. No tiene sentido, mejorar las cosas empeorándolas.”
Max sonrió, “Es feo en la superficie, pero es más dinero, más poder, y me da la influencia para realmente afectar las cosas. Las únicas personas a las que lastimé son las mismas personas que causan los problemas en primer lugar.”
Era un estribillo que había oído tantas veces antes. Ella se cruzó de brazos.
Cambió de táctica, “Déjame preguntarte: ¿prefieres hacer las cosas a tu manera, sin cambiar las cosas o preferirías trabajar bajo mis órdenes y hacer una diferencia?”
Estoy haciendo una diferencia”, respondió Kayden, “estoy trabajando para hacer de este mundo un lugar mejor.”
“Por supuesto”, respondió, y ella no perdió el rasgo de condescendencia en su voz, “Dejaste a mi equipo para hacer un buen trabajo, es pura coincidencia que sean criminales negros, marrones o amarillos a los que apuntas.”
Kayden frunció el ceño, “Es difícil de evitar, cuando la única banda notable de blancos es tuya. Algunos viejos amigos y aliados siguen trabajando para ti… No puedo atacarlos, ¿o sí? Estoy trabajando para mejorar nuestra ciudad, pero no voy a golpear a las personas con las que he salido a beber.”
“Y en el proceso, estás haciendo poco para cambiar la idea de que eres parte del Imperio Ochenta y Ocho”, sonrió Max, “es divertido escucharte que intentar justificar tu perspectiva, pero estás ignorando la incómoda verdad. Corta esta basura y dime que no sientes algo diferente cuando miras una cara negra, en comparación con cuando miras una blanca.”
Kayden no tenía una respuesta para eso. Era su culpa, realmente. El jugador de béisbol de la escuela secundaria que le gustaba cuando ella estaba en la escuela media[2] terminó siendo la misma persona que se acercó primero a ella cuando comenzó a salir de traje. Cegada por su buena apariencia y su habilidad con las palabras, había sido persuadida, convencida de su forma de pensar. Ella había tratado de cambiar su punto de vista desde el divorcio, pero había visto mucho en sus diez años como miembro de su equipo. Era imposible mirar la ciudad ahora e ignorar el hecho de que demasiado de lo que lo convertía en un lugar más feo para vivir y criar a un niño podía rastrearse hasta el mismo tipo de personas. Claro, los blancos también tenían criminales, pero al menos eran jodidamente civilizados.
Cuando no hubo respuesta, Max dijo: “Eso es lo que pensé. Sin embargo, nuestros métodos difieren, independientemente de si está dispuesta a admitirlo en voz alta, creo que compartimos una perspectiva muy similar. Mi oferta es esta: déjame demostrar que mis métodos funcionan. Únete a mi equipo, sirve como mi segunda al mando por un año más. La única persona a la que respondes es a mí, y te doy un equipo propio. Puedes elegir a tu propio escuadrón entre nuestros posibles miembros y ex miembros, aunque no puedo garantizar que todas las personas que menciones quiera participar...”
“Max…” Kayden negó con la cabeza.
“La parte final del trato es esto. Si no estás satisfecha con cómo fueron las cosas cuando tu año termina, Imperio Ochenta y Ocho es suyo. Por completo, incluido mi negocio, cada empleado, cada activo, legítimo o no. Me convierto en tu segundo al mando y sigo tus órdenes. Puedes convertir a Imperio Ochenta y Ocho en un esfuerzo humanitario, vender el negocio, convertirnos a todos en superhéroes. No me importa. Si no puedo impresionarte, entonces lo que estoy haciendo simplemente no vale la pena.”
Eso llamó su atención. Años atrás, Kayden probablemente habría aceptado una oferta como esta sin pensarlo dos veces. Estar casada con Max durante once meses, darse cuenta de quien realmente era, le había dado perspectiva y precaución. Ella lo consideró por unos largos momentos, tratando de descubrir el ángulo. Él estaba diciendo la verdad, ella lo sabía. Fuera lo que fuese Max, no rompería su palabra sobre algo como esto.
“¿Está fallando el negocio?”, Preguntó. ¿Ella estaba recibiendo un premio trampa?
“Prosperando. Lo prometo.”
“¿Qué quieres que haga?”
“Lo mismo que hiciste antes. Serías mi peso pesado. Mi agente. Si necesitara que hicieras un ejemplo de alguien, lo harías. La única diferencia entre entonces y ahora es que mi Imperio es más grande. Mejor. Tú y yo podemos tener un mayor impacto.”
Más sangre en mis manos. Cuando el pensamiento cruzó por su mente, miró sus manos enguantadas. Tela blanca prístina, marcada por el resplandor de las luces halógenas. Sabía lo que él estaba haciendo, sabía cuándo decidió venir. Encontraba la debilidad de una persona, la atacaba y la aprovechaba. Sabía que estaba frustrada con sus esfuerzos como agente solitaria, probablemente había planeado esta conversación días o semanas atrás, poniéndola en práctica mentalmente, teniendo una respuesta preparada para todo lo que pudiera decir. ¿Cómo podría competir con eso, cuando rara vez miraba más allá de las próximas veinticuatro horas? Era solo cómo ella era, cómo pensaba.
Probablemente por eso eran tan efectivos como pareja, se vio obligada a admitir.
“Así que te pregunto de nuevo, Kayden, ¿quieres pasar el tiempo sin poder hacerte un nombre por tu cuenta, o estás dispuesta a unirte a mí para cambiar realmente las cosas? Ven conmigo y te garantizo que ganas de una manera u otra.”
Sus ojos se iluminaron, y su cabello comenzó a ponerse blanco desde las raíces hacia afuera. En unos momentos, ella era su alter ego radiante. Purity.[3]
Como en respuesta, tomó un abrecartas y lo sostuvo frente a su pecho. Cuchillas de metal comenzaron a ramificarse desde allí, cada una convirtiéndose en más. Lento al principio, la red de metal rápidamente abarcó su pecho, y luego el resto de su cuerpo. Barras, cuchillas, tubos y láminas del metal encontraron su lugar a su alrededor. Con su poder, ella sabía, él podía hacer brotar el metal de cualquier superficie sólida a su alrededor, incluido el metal que ya había creado. Con la misma facilidad con la que podía arrojar lanzas de hierro de nueve metros de altura desde el suelo o las paredes, creó una armadura finamente trabajada y luego la embelleció con cuchillas y púas. Terminó con una corona desigual de cuchillas.
Extendió un guantelete, lo dejó allí para que lo tomara. Era el gesto más pequeño, nunca hacia un movimiento en el que alguien pudiera rechazarlo, dejarlo plantado, y significaba todo para ella, incluso cuando sospechaba que estaba calculado precisamente por ese efecto.
Perdóname, Aster, pensó ella. Estoy haciendo esto por ti.
[1]¡En el mundo de Worm todavía rentan películas físicas!
[2]La escuela media es entre la primaria y el secundario, la edad varia según el estado, pero es entre los 10 y 14 años, empezando la secundaria entre los 14 o 15 años. Según esto y la edad de Kayden y Max, ellos se conocieron cuando tendrían 13 y 18 años respectivamente.
[3]Purity: Lit. Pureza, alusión tanto a su poder de luz blanca como a la ideología de pureza racial.

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2014.11.09 16:46 Univerdere Comisión de Garantías, candidatura independiente, Inmaculada López, 31 años, 160 en la lista.

Mi nombre es Inmaculada C. López Barrera, aunque todos me conocen por Conchi a nivel personal, y por Inma en el laboral, tengo 31 años, estoy casada, y soy abogada ejerciente en el Ilustre Colegio de Abogados de Cádiz, aunque desde hace algo más de 7 años desempeño actividad laboral en la empresa Telepizza, en mi ciudad, San Fernando (Cádiz). Comencé esta actividad laboral cuando me encontraba estudiando la Licenciatura en Derecho, y poco después, me pillo esta gran crisis-estafa que ha provocado que aún me encuentre desempeñando este empleo, si bien es cierto, que es el que me ha dado la oportunidad de colegiarme, entre otras cosas.
Una de las cosas que me caracterizan es mi sencillez y, sobre todo, mi sinceridad. Debido a esta última no vengo aquí a engañar a nadie, no soy experta en política, ni he pasado parte de mi vida ayudando a los demás, como muchos otros compañeros, jamás he pertenecido a ningún tipo de movimiento social, ni partido político que se precie, es más, nunca se me había pasado por la cabeza la idea de postularme en ningún tipo de candidatura de este tipo, quizás también por mi timidez, aunque si es cierto que siempre he sido algo guerrillera, no me gustan las injusticias, no puedo con ellas, y cuando algo no me parece correcto, a pesar de esa timidez que os comento, saco las garras, porque eso si, carácter no me falta, considero que ha llegado el día, ha llegado el momento en el que o hacemos política, e intentamos, dentro de nuestras posibilidades, hacer las cosas bien, con responsabilidad, compromiso, y sobre todo, con honradez, eso que tanta falta hace en estos tiempos, y que nuestros gobernantes parecen no conocer el término, o seguimos dejando que la política nos la hagan, que las leyes sigan siendo injustas con el pobre, que sigan robándonos hasta nuestros sueños, que nos machaquen, nos humillen, intenten cerrarnos la boca con leyes mordazas, con antidisturbios, mientras ellos campan a sus anchas con total impunidad.
No prometo nada, no me gusta prometer, las palabras se las lleva el viento, las cosas se demuestran con el devenir de los acontecimientos, con hechos.
Confío plenamente en este proyecto que es PODEMOS, al principio estaba algo reacia, lo confieso, pero gracias a mi hermano, que fue uno de los primeros en constituir el circulo de mi ciudad, y gracias a todos los compañeros con los que me encuentro en cada Asamblea, en cada acto que llevamos a cabo, siento ganas de trabajar por y para todos, fuerza para seguir hacía delante por muchas adversidades que se me presenten en el camino, vuelvo a sentir ilusión, esa es la palabra, eso que creí haber perdido, y que PODEMOS ha hecho que recupere, porque yo en estos momentos … si voto con ilusión.
Os dejo algunas de las preguntas que me han ido realizando, en estos días, en esta plaza.
Gracias.
1-. ¿CÓMO SE VAN A AUDITAR A LOS CIRCULOS PARA QUE SU FUNCIONAMIENTO SEA TRANSPARENTE Y DEMOCRÁTICO?
Toda organización que se precie debe poseer sus registros de ingresos y gastos, debemos velar por la veracidad de los mismos, así como determinar los bienes que los miembros de los distintos círculos poseen cuando comienzan su andadura en el mismo, y cuáles poseen cuando acaban, para en caso de un aumento de patrimonio , este pueda ser debidamente justificado por el sujeto en cuestión.
Cosa distinta es determinar si los procesos que se determinen en cada circulo, se han realizado con las debidas garantías democráticas, esto no es tarea fácil, y debemos, y esperamos, contar con las denuncias públicas que se nos presenten, e investigar si son denuncias fundamentadas o no. Es cuestión clara mencionar que cualquier miembrx de las bases, de los círculos, deben cumplir con todos y cada uno de los requisitos establecidos para su entrada, y su continuidad, en ese circulo en cuestión, hablamos de requisitos como principios éticos, políticos y organizativos, así como, sin lugar a dudas, con la legislación vigente en cada materia concreta, en cada momento concreto.
2-. ¿QUIÉN O QUIENES Y CÓMO CONTROLARÁN A LOS MIEMBROS DE LA COMISIÓN DE GARANTÍAS? VEMOS AHORA QUE, POR EJEMPLO, EN EL TRIBUNAL DE CUENTASO EN EL TS O EN EL CGPJ, HAY MIEMBROS DE DUDOSA RECTITUD O IMPARCIALIDAD.
La Comisión de Garantías debe ser un órgano controlado por la Asamblea Ciudadana, un control en manos de todos los que formen podemos. Al Comité lo controla la Comisión, y por tanto, una primerísima medida de control de esta Comisión es la que vais a efectuar vosotros mismos en los próximos días, y os explico por qué, en el propio enunciado de la cuestión planteada se hace mención a la dudosa rectitud e imparcialidad de los miembros del Tribunal Supremo o del Consejo General del Poder Judicial, he de decir que no es que su imparcialidad sea dudosa, es que esta como tal no existe, es imposible tener imparcialidad cuando tienes frente a ti a los mismos que te han colocado en ese puesto, los mismos incluso que, en su día, fueron compañeros tuyos, en el Tribunal Constitucional, Supremo y CGPJ, los miembros son elegidos directamente por el poder político!!! muchos de esos miembros han sido diputados y senadores!!! Cómo van a ser imparciales!!! Si son ellos mismos!!!
Los miembros de los órganos garantes, aquellos órganos que deben garantizar unos principios, una legalidad, no pueden, ni deben, ser elegidos por el mismo órgano que posee la competencia directiva y ejecutoria, deben ser personas INDEPENDIENTES, de ahí que os haga ver que sois vosotros mismos los que vais a realizar un primer control sobre esta Comisión, porque sois los que votáis, sois los que vais a decidir quiénes son los miembros de este órgano, si queréis que sean los elegidos en una misma lista para ambos órganos o no.
En el transcurrir del tiempo hay muy diversas formas para llevar a cabo el control de este órgano, desde auditorias, evaluaciones mediante consultas o referéndum, además de una clara y exhaustiva transparencia en torno a Qué hacemos, y Cómo lo hacemos, siempre un control llevado a cabo por la Asamblea Ciudadana. A pesar de todo ello, no os engañéis, algún que otro caso de corrupción interno tendremos, el ser humano es fácilmente corruptible, la cuestión es que poseamos medios eficaces para detectarlos y eliminarlos cuanto antes.
3-. Me gustaría saber cuales son tus ideas acerca de solucionar la situación de estos dos colectivos: desahuciados. Parados. También qué harías para que el estado goce de una separación de poderes real y efectiva.
Comenzando por la segunda parte de la pregunta, lo que parece claro es que el poder legislativo no debe estar, única y exclusivamente, en manos del poder político, es decir, en manos de las Cortes, ya que como dice el refrán, quien hace la ley hace la trampa, debemos adoptar mecanismos sencillos en los que los ciudadanos puedan realizar propuestas y, tras un proceso legislativo, finalmente, posicionarse sobre si se está a favor o en contra del resultado objeto de ese proceso. Si hablamos del poder judicial, este debe ser absolutamente IMPARCIAL e INDEPENDIENTE, y esta imparcialidad e independencia es obvio que no se obtiene si los miembros de las altas instituciones judiciales son miembros, a su vez, del propio ejecutivo. Los órganos superiores de justicia deben ser elegidos mediante mecanismos donde no quepa posibilidad alguna de enchufismo, amiguismo, susceptible de corruptela. Estos mecanismos podrían ser una especie de concurso oposición, ya iremos determinando los mismos, entre todos.
Con respecto a los dos grandes problemas que mencionas, paro y desahucios, es un tema muy delicado, un tema que está arruinando la vida a millones de personas en nuestro país, y las medias a adoptar para estos temas deben ser objeto de un debate mucho más profundo, debido precisamente a su importancia. Bajo mi punto de vista, esto se trata de un círculo vicioso, la pescadilla que se muerde la cola, si no tengo trabajo... no tengo dinero, si no tengo dinero... me es imposible pagar mi casa, si no tengo dinero...no consumo, y si no consumo... no se crea empleo, por tanto, según mi humilde opinión, lo primero es crear empleo, vamos a ver, no soy experta en la materia pero es que es de sentido común, para crear empleo hay que dar subvenciones a empresas, bajar la cuota de los autónomos, las cuotas de la seguridad social, alquileres bajos de locales, no facilitar el despido de la manera que se está haciendo en la actualidad, etc... se trata de ayudar a crear empleo, si le pides a un autónomo una cuota de 300 e al mes, más las trimestrales de IVA, de IRPF, es muy difícil que ese autónomo pueda salir de la situación de crisis en la que se encuentra, más aún, si están empezando en el negocio, una vez creado el empleo los desahucios serán menos, el consumo aumentará, y con ello, se creará más empleo. En cuánto a los desahucios, he vivido muy de cerca esta situación, y es una auténtica tragedia para los que lo padecen, te arrebatan una parte de tu vida, te están arrebatando tu hogar, no hay conciencia suficiente sobre lo que implica un desahucio, es algo que jamás olvidas, pasen los años que pasen, debido a ello, se deben adoptar soluciones menos dolorosas, dar periodos de carencia, más alquileres sociales, los que existen son pocos y malos, obligar a la banca a que sus inmuebles sean alquilados, no pueden existir casas vacías habiendo gente en la calle, no se debe permitir.
4-. ¿Qué opinas de la renta básica? ¿A quién se la darías? ¿Bajo que supuestos?
La Renta Básica, no es nada nuevo, no es una locura encabezada por podemos, muchos grupos, antes de nuestra irrupción, hablaban de ella, es el mismo articulado de la Declaración Universal de Derechos Humanos quien alude, de manera indirecta, a esta renta, estableciendo su Art. 22 : "Toda persona, como miembro de la sociedad, tiene derecho a la seguridad social, y a obtener, mediante el esfuerzo nacional y la cooperación internacional, habida cuenta de la organización y los recursos de cada Estado, la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad".
Seria una cantidad periódica que cubra, al menos, las necesidades vitales, pagada por el estado, un derecho de ciudadanía, para cada miembro, incluso, para aquel que no quiera trabajar, se trata de una cantidad dada por el hecho de ser ciudadanos.
Yo no la sometería a ningún tipo de requisitos, ni determinaría a quien si, y a quien no, se le da, ya que para eso ya tenemos otro tipo de rentas que si fijan unos criterios. Esta Renta es otra cosa, nada tiene que ver con requisitos, ni límite alguno.
No quiero alargarme mucho en la respuesta, que veo que constantemente lo hago, solo detallar que nadie sale perjudicado con este tema, yo creo que más bien, al revés, ya que por ejemplo, se dificultaría la desvalorización de nuestra capacidad de trabajo, nadie se vería obligado a desempeñar un trabajo explotador, no tendría que verse nadie obligado a trabajar ilegalmente, y por tanto, se gastaría menos en investigar fraudes, obligaría a los grandes empresarios a subir sueldos ya que nadie querría trabajar con sueldos tan bajos como existen en muchas empresas, los autónomos tendrían menos inconvenientes a la hora de emprender, y con ello, se podría crear empleo... como ves, yo personalmente, solo veo ventajas.
5-. NO A LAS LISTAS - CONOCIENDO A [email protected]: Has sido electo y surgen las siguientes cuestiones, responde tu apreciación o lo que harías en esas circunstancias: 1.- Te piden tu colaboración para hacer un programa de gobierno con lineamientos comunes entre la alianza Podemos, UPyD y C's ¿participas o prefieres abstenerte?¿por qué? 2.- ¿Sería favorable o desfavorable esa alianza?¿Por qué? 3.- Mencione 5 puntos principales que debe incluir ese supuesto programa de gobierno. 4.- En el caso que te enteras que un amigo muy allegado de Podemos está realizando actos de corrupción ¿qué harías? 5.- Haz recomendado que contraten a un familiar en el ayuntamiento y te enteras que ha malversado fondos ¿Qué harías?
Intentaré contestar de forma concreta y breve.
  1. No participaría, ni me abstendría, ya que estaría a lo que se eligiera en la Asamblea Ciudadana por mayoría, no soy nadie para decidir cuestiones de tal trascendencia. Ahora bien, si me pides mi opinión particular, yo participaría, siempre y cuando se trate de posicionamientos igualitarios, con las mismas líneas y directrices, y que no exista Ningún indicio de corrupción entre sus filas, ni escándalo digno de repulsa. Sencillamente lo haría porque considerara que es lo adecuado para el bien común, sin posibilidad alguna de mal, aunque fuera o fuese un mal menor.
  2. Si te refieres a si sería favorable actualmente en cuanto a votos se refiere, sería desfavorable, sin duda alguna, ya que la ciudadanía está tan asqueada de los políticos que tenemos, que los que confían en podemos se tomarían tal alianza como una traición, un oportunismo más de la clase política, pero sabes que, que en mi opinión lo más importante no es simplemente ganar unas elecciones, sino el bien común, la ayuda a los ciudadanos en la medida de nuestras posibilidades, así que si con esa alianza se está haciendo un bien a la ciudadanía, o a un sector de ella, a pesar de ser motivo para perdida de votos, yo seguiría apostando por la alianza.
  3. Sanidad, educación, investigación, desempleo, desahucios.
  4. No puedo decirte que haría, hay que verse en el momento concreto, quedaría muy bien decirte que lo denunciaría, pero estaría faltando a la verdad, una no sabe como puede reaccionar en momentos y circunstancias concretas. El ser humano es corruptible casi por naturaleza, pero para eso deben existir medios de control que eviten estas situaciones, y que para el caso que yo, como miembro de la Comisión de Garantías, callara esa situación, existieran otros medios que me controlen a mi, de manera que me denunciarán por ser cómplice y a mi amigo por autor. Debe existir un control del control.
  5. Más o menos te voy a contestar de forma parecida a la pregunta anterior, por tanto, me remito a ella. No debo enchufar a nadie en el Ayuntamiento, pero para el caso que lo hiciera, debe existir un control sobre mis actuaciones, de forma que captarán este enchufe, pero suponiendo que no fuera así, y que ese control fallase, existirían esos mismos medios de control para la actuación, tanto de mi familiar, como mía, que podrían percatarse de esa mala práctica de malversación realizada, ya que debemos de adoptar no sólo unos mecanismos de control de ingreso sino también de control de actuaciones durante toda la vigencia del cargo.
Gracias a todxs ellos, y suerte a lxs demás candidatos.
submitted by Univerdere to podemos [link] [comments]


2014.05.19 03:23 homebreakerthrowaway Les voy a contar lo que me pasó hoy en la mañana (les advierto que es muy largo, así que si tienen flojera no lo lean).

Aproximadamente a las 8:15 recibí una llamada de un número desconocido, contesté y como estaba algo despistada no escuché lo que comenzó a decir mi interlocutor (vamos a llamarla Ana), así que le pedí que me diera unos segundos y salí del lugar donde estaba para atender la llamada y esto fue lo que paso:
Ana: Ya sé que andas con mi esposo.
Yo: ¿Qué?
Ana: Ya sé que mi esposo me engaña contigo, descubrí en su celular una conversación.
Yo: A ver, a ver, espera, creo que estás en un error.
Ana: claro que no, eres la del Instituto, no te hagas…
Yo: ¿El instituto… Cuál instituto? Señorita, discúlpeme, pero no tengo la más mínima idea de lo que me está diciendo.
Ana: No te hagas, tengo la conversación y te la puedo enseñar.
Yo: Le repito que se equivocó, tal vez marcó mal el número.
Ana: No te hagas, si trabajas donde trabaja mi marido, trabajas en el instituto.
Yo: Señorita, me da mucha pena, pero no sé de qué habla, yo no trabajo en ningún instituto y no conozco a su marido.
Ana: ¿Te llamas j(%$#kfkf, verdad?
Yo: Si, así me llamo. ¿cómo se llama tu esposo?
Ana: Miguel Ángel.
Yo: ¿Miguel Ángel? Perdone, yo no conozco a nadie que se llame así.
Ana: No te hagas, ya sé que eres casada y tienes un hijo.
Yo: No, no estoy casada, y si, tengo un hijo.
Ana: Pero tienes una relación formal, ¿no?
Yo: Pues si, tengo novio.
Ana: ¿Y tu novio sabe que le mandas fotos desnuda a mi marido?
Yo: Yo no conozco a tu marido, es verdad que a veces me tomo fotos desnuda, pero no me las tomo para alguien en específico, esas fotos hace mucho tiempo solía ponerlas en una página donde la gente podía verlas y emitir alguna crítica, incluso a veces las tomo y las uso como juego con mi novio o con algunos amiguitos; y si, todo esto que yo hago lo sabe mi novio, tiene las contraseñas de mis cuentas, incluso las fotos que tomo se sincronizan a una cuenta que es de los dos, así que Él sabe todo lo que hago, y no tiene problema con eso, pero el nombre de tu esposo no me suena, ¿en qué instituto dices que trabaja?
Ana: en el IFE.
Yo: a ver, dame un momento, déjame recordar… (y sí, me acordé de quién es el tal Miguel Ángel).
Ana: Qué raro que no te acuerdes, si hasta te tiene aquí en sus contactos, de hecho te estoy marcando de su celular.
Yo: Ya me acordé de quién es tu esposo, y mira, no tienes nada de qué preocuparte, yo no ando con Él, ni le mando fotos, ni nada. Como te dije hace rato, yo tenía una página en donde ponía fotos desnuda, fotos no explícitas, pero al fin y al cabo desnuda, tu esposo me contactó a través de esa red social, y desde hace aproximadamente unos 3 o 4 años yo cerré mi perfil, pero mantuve contacto con algunos chicos a través de msn; pero también dejé de utilizar msn, así que desde entonces yo no tengo contacto con ninguno de ellos. A tu esposo lo vi una vez que me hizo favor de imprimir un archivo de muchas hojas, se ofreció porque le comenté que yo no tenía impresora y pues me hizo ese favor; el día que fui por las hojas, fue la primera y la única vez que lo vi, yo iba con mi novio, tu marido me entregó el paquete, hablamos un poco y después de un rato me fui. Desde entonces esporádicamente yo me conectaba a skype y mi cuenta se sincronizó con mi número de teléfono y algunas veces me mandaba mensajes por WhatsApp, yo sólo contestaba algunos. Ahora que recuerdo, el viernes él volvió a mandarme mensajes y por la forma en que me saludó reconocí quién era, así que le contesté. Si leíste la conversación completa, te habrás dado cuenta de que a pesar de que me pidió que le mandara una foto, no lo hice; tu esposo me invitó a salir y a tomar un café, y le dije que tal vez. Para serte franca, no sabía que Él fuera casado, tal vez nunca le pregunté porque honestamente tu esposo no me gusta y no tengo ningún tipo de interés en Él, yo había tratado de ser cortés con Él, pues tuvo un buen gesto conmigo esa vez de lo de las impresiones, pero hasta ahí.
Ana: es que no se vale, estamos casados, tenemos un hijo y ahorita estoy embarazada de otro.
Yo: me apena mucho por lo que estás pasando, no tienes necesidad de denigrarte de esa forma, si le encuentras algo a tu esposo, en todo caso a quien deberías reclamarle es a Él; y si me permites aconsejarte, habla con Él, valora la situación y tomen la mejor decisión para los cuatro; por mi parte, no volveré a responder ningún mensaje del número de tu esposo, de hecho en cuanto termine esta llamada lo voy a bloquear, por ese lado quédate tranquila. Lamento mucho que estés pasando por una situación como esta, cuídate y cuida a tus hijos.
Ana: gracias, te agradecería mucho que hicieras eso…
Yo: espero que todo esté bien, adiós.
Esto me deja varias cosas, aparte de la culpa:
1.- Preguntar si son casados.
2.- Casados NO.
3.- Dejar esos jueguitos (bueno jugar una que otra vez con ese francesito, al fin que siempre anda bien pinche lejos).
Esto va para ustedes:
1.- Si están casados, no la caguen.
2.- Si desean cagarla, no se apendejen.
submitted by homebreakerthrowaway to TechoBlanco [link] [comments]


LAS 23 MEJORES IDEAS DE ARTE DE UÑAS PARA TI - YouTube JOVEN TIENE CITA CON MADURA CASADA *no sabia que la ... Porqué una mujer casada se busca un amante 20 Ideas Increíbles Con Botellas De Plástico (Nuevo) - YouTube Puede un casad@ tener amigos del sexo opuesto? 26 SITUACIONES DE LA VIDA CON LAS QUE TODAS LAS CHICAS PUEDEN IDENTIFICARSE BROMA A MI MEJOR AMIGO CON LETRA DE CANCIÓN  LE INVITO A ... Mujer Casada ♡ Consecuencias de salir con una - YouTube 5 SUGERENCIAS antes de salir con un COREANO - YouTube MI NOVIO me ENGAÑA con SILVIA SÁNCHEZ ¡¡LO DEJAMOS!! LAS ...

Cómo salir con una mujer mayor (con imágenes) - wikiHow

  1. LAS 23 MEJORES IDEAS DE ARTE DE UÑAS PARA TI - YouTube
  2. JOVEN TIENE CITA CON MADURA CASADA *no sabia que la ...
  3. Porqué una mujer casada se busca un amante
  4. 20 Ideas Increíbles Con Botellas De Plástico (Nuevo) - YouTube
  5. Puede un [email protected] tener amigos del sexo opuesto?
  6. 26 SITUACIONES DE LA VIDA CON LAS QUE TODAS LAS CHICAS PUEDEN IDENTIFICARSE
  7. BROMA A MI MEJOR AMIGO CON LETRA DE CANCIÓN LE INVITO A ...
  8. Mujer Casada ♡ Consecuencias de salir con una - YouTube
  9. 5 SUGERENCIAS antes de salir con un COREANO - YouTube
  10. MI NOVIO me ENGAÑA con SILVIA SÁNCHEZ ¡¡LO DEJAMOS!! LAS ...

🦙T I K T O K https://www.tiktok.com/@oppascoreanos 🦙I N S T A G R A M https://www.instagram.com/beto_kang/ 🦙F A C E B O O K: https://www.facebook.com/papisit... Todo el mundo sabe que los primeros meses de citas difieren de las relaciones después de un año. Cuando empiezas a salir con alguien, la gente suele intentar lucir lo mejor posible. En éste video BROMA A MI MEJOR AMIGO CON LETRA DE CANCIÓN LE INVITO A SALIR SALE MAL va de una broma a mi mejor amigo con varias frases de letra de can... En las albercas con el desnalgado de mi marido - El Charro y La Mayrita (Vlog) - Duration: 15:49. El Charro y La Mayrita 325,356 views. 15:49. Salir con una mujer casada ? - Duration: 11:11. Tony Alfaro Recommended for you. 11:11. Cómo saco de mi mente la infidelidad de mi pareja - Duration: 4:26. Rodolfo Gallo Pérez 31,453 views. En éste video MI NOVIO me ENGAÑA con SILVIA SÁNCHEZ LO DEJAMOS, hablo con mi novio después de la broma que me gastó Silvia cuando me quitó el móvil, podéis... Descarga OneFootball aquí: http://tinyurl.com/yxq8scu9 Promos: [email protected] Mi amigo tiene su primera cita con la madura despues de haber tenido... VISITA NUESTRO NUEVO CANAL EN DONDE ENCONTRARAS ORACION PARA RECUPERAR A TU AMOR https://www.youtube.com/c/oracionespoderosasadios consecuencias y peligros d... LOS MEJORES ARTES DE UÑAS La mayoría de las chicas piensan que la manicura es un procedimiento de belleza imprescindible si quieres lucir pulida y cuidada. E... Nuevas ideas con botellas de plástico! ¡Comparte con tus amigos estas maravillosas ideas!